Interes General

¿Qué pasa si te dejas un tampón por más de 8 horas?

No es para asustarte, si para que lo tengas en cuenta.

 

 

 

La situación: es una tarde de verano, y estás en un festival de música al aire libre. Estás a las afueras de la ciudad, los escenarios son hermosos, y la música de lo mejor. El olor a naturaleza es mágico y te podrías quedar ahí para siempre.

Hasta que te das cuenta de que tu amiga está sangrando. No porque le hayan disparado o la hayan acuchillado sino porque cada 28 días, le sale sangre, mucosidad, y tejidos endometriales de los genitales.

Afortunadamente, alguien inventó los tampones. Desde antes de que amaneciera, tu amiga tiene un trozo de algodón allí, y eso está muy por encima del horario recomendado de ocho horas.

“¿Cuánto tiempo me puedo dejar un tampón?” te pregunta. La entiendes porque a nadie le gusta entrar a esos baños portátiles más de lo necesario.

 

La preocupación: en la caja dice ocho horas, las instrucciones dicen ocho horas, mi maestro de salud de la secundaria dijo, “¡ocho horas!” ¿Los tampones se autodestruyen después de ocho horas? No, verdad.

Todavía no he determinado de dónde salió ese cronograma de ocho horas, pero los fabricantes advierten que usar un tampón por más de ocho horas, aumenta el riesgo de síndrome de shock tóxico (TSS, por sus siglas en inglés). Recuerdo claramente haber aprendido sobre el síndrome de shock tóxico causado por los tampones. No sé si fue mi mamá o la enfermera de la escuela, pero me dijeron: “te puede matar”. Durante mucho tiempo, me mantuve alejada de los tampones.

Incluso ahora, décadas después, con cada ciclo mensual, esas tres siglas me aturden la mente: TSS –¿Qué tan peligroso es?

 

En el peor de los casos: el TSS puede ser fatal, así que lo peor que te puede pasar es que te mueras. Sin embargo, respira: el TSS es extremadamente raro. Cada año, menos de una de cada 100.000 personas contrae el síndrome de shock tóxico, y no todos los casos están relacionados con la menstruación. Muchos de los casos de TSS registrados son complicaciones de quemaduras o del cuidado de heridas.

Por lo tanto, la muerte por olvidarte de un tampón en teoría es posible, pero muy poco probable. Sin embargo, digamos que tu amiga es una de las pocas personas desafortunadas que desarrollan TSS relacionado con la menstruación. Puedes estar tranquila ya que, por lo general, la infección progresa bastante lento. Esto significa que tienes tiempo de tomar un tratamiento con antibióticos para salvar tu vida.

Pero en serio, cualquier persona que muestre síntomas de TSS se debe ir inmediatamente al hospital. En general, el TSS comienza con una fiebre repentina, dolor de garganta, dolores musculares, y un salpullido muy parecido a quemaduras de sol. También pueden aparecer síntomas como diarrea, náuseas, vómitos y descamación de la piel. Si no se trata, el paciente experimentará una disminución en la presión arterial, falla de múltiples órganos y, finalmente, estirar la pata.

 

Dejarte el tampón más tiempo de lo recomendado, “puede ser un caldo de cultivo para las bacterias como cualquier otro objeto extraño que se queda en el cuerpo demasiado tiempo”, dice Zoe Rodríguez, profesor asistente de obstetricia, ginecología y ciencias de la reproducción en la Icahn School of Medicine en Mount Sinai en Nueva York. Rodríguez explica que no todas las bacterias causan TSS, pero “si la bacteria que florece es de la variedad staph aureus de la cepa que tiene esa toxina en particular, entonces eso es lo que podría poner al paciente en peligro”.

Y a pesar de que Rodríguez admite que dejarte un tampón por demasiado tiempo aumenta el riesgo de contraer TSS, también enfatiza que: “es súper raro”.

Lo que probablemente pasará: la mayoría de las veces no pasa nada si te dejas un tampón por mucho tiempo. Algunas personas experimentan complicaciones, pero esas complicaciones no son tan peligrosas como el TSS. Por ejemplo, la persona puede experimentar una sequedad excesiva en las membranas mucosas internas. Rodríguez dice que esto podría causar incomodidad e incluso abrasiones internas. Pero si la mujer tiene una lubricación interna adecuada, quitárselo no debería ser un problema.

Rodríguez alienta a los pacientes a “tratar de usar productos menos absorbentes en los días más ligeros… porque los productos superabsorbentes son los que te pueden poner en riesgo de contraer el TSS”. Para aquellas que se han dejado un tampón más tiempo que el recomendado, Rodríguez aconseja “sólo quítatelo y sigue con tu vida y, normalmente, no pasará nada”.

Por supuesto, cuanto más tiempo te lo dejes, mayor será el riesgo de tener complicaciones. Y olvidarse de los tampones o “perderlos” no es tan raro. Muchas veces las mujeres necesitan asistencia médica para recuperar los tampones que se pierden ahí adentro. Que no te de pena si te llega a pasar. Sólo asegúrate de que la persona que te atienda sea un médico profesional con licencia.

En cuanto a los efectos en la salud de los tampones retenidos, Rodríguez explica: “La consecuencia más común de dejar un tampón durante demasiado tiempo o de olvidarse de un tampón en el interior, es una descarga muy maloliente y manchas irregulares”. Ella describe la experiencia como una “condición leve o menor” y dice que muchas veces sólo se desarrolla después de dejar un tampón dentro del cuerpo durante días o incluso semanas.

El consejo para tu amiga: mientras tu amiga esté sana y no tenga síntomas, es probable que esté bien esperar a que las instalaciones de baño sean adecuadas para sacarse ese maldito pedazo de algodón. Lo más probable es que no le pase nada.

Pero si en algún momento, durante o después, tu amiga empieza a notar una secreción o molestia, tiene que ir al médico, porque Rodríguez añade: “se tiene que tratar con antibióticos”.

Saber es importante: conoce los síntomas de el TSS, pero si no puedes evitar dejar un tampón durante más de ocho horas, no te asustes. Nada más no lo dejes ahí para siempre y todo estará bien.

 

 

 

Fuente: VICE.com

Por Jessie Gill; traducido por Daniela Silva

 

 

Comentar

Click aca para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *